De un tiempo a esta parte, se están registrando hechos de inseguridad con mayor frecuencia y situaciones de vandalismo que afectan a zonas rurales. Sobre esta problemática, se expresó Manfredo Seifert, consejero de Coninagro por Misiones y productor de la Cooperativa de Montecarlo Agrícola Ltda, al explicar que: “La primera etapa del reclamo a la problemática de la inseguridad rural fue positiva no sólo porque las autoridades recibieron el mensaje de la movilización del 9 de julio de los productores junto a la nota pública que se difundió justificando la protesta (NdR. ver imagen) , sino también por la señal que dieron desde el ejecutivo provincial enviando efectivos policiales para atender esta demanda puntual en nuestro Departamento y que ya está ayudando para disuadir a quienes cometen actos delictivos”.

“En cuanto a la inseguridad rural, estamos muy lejos de una solución estructural”, señaló Seifert

A lo que agregó: “Esta semana, a nivel local, también ha habido una convocatoria a reunión con el objetivo de informarnos de las iniciativas legislativas en agenda en relación con esta problemática que tendrán un efecto positivo en el mediano y largo plazo. Se trata de un proyecto de ley para crear una unidad regional de la policía en nuestra localidad como también una ordenanza municipal que regularía a las playas de acopio de yerba mate. Si bien en términos estratégicos no es de prioridad, creemos que sumaría en el largo plazo”.

Asimismo vale aclarar que en febrero productores de esa provincia ya habían denunciado hechos delictivos

“Las fotos de las plantas dañadas muestran el violento trato de los delincuentes cuando arrancan las hojas de las planta afectando su vida útil”, aseguró Manfredo Seifert.

Para sintetizar, el dirigente añadió que: “el objetivo es diseñar conjuntamente las estrategias necesarias para el corto plazo que apunten a una política de seguridad rural diferente y eficiente. Partiendo del diagnóstico de la problemática, creemos y sugerimos que las soluciones pasarían por 2 planos y ambos complementarios para llegar al delito cero en el ámbito rural”.

Prevención y Justicia, los dos ejes del Plan

1-En el plano de la Prevención, destacamos la necesidad de crear Grupos de Policías o Comandos de Prevención Rural permanentes, como existen en otras provincias, que tendrían la responsabilidad de evitar la comisión de delitos y contravenciones en las zonas rurales. Los mismos deberían patrullar caminos rurales y accesos a las chacras, asistiendo a las víctimas de delitos en zona rural, recibiendo las denuncias por delitos ilícitos y contravenciones, manteniendo informada a la población rural sobre las medidas adoptadas y aconsejadas tendiente a prevenir y evitar la comisión de delitos, generando un estrecho vínculo entre la población rural y esta Policía. Además, debería ser su función realizar el análisis de los hechos delictivos en el ámbito de su competencia y diagramar consecuentemente los planes de acción acordes a la problemática verificada, intercambiando información con otros organismos de la administración en materia rural, recibiendo sugerencias y propuestas de entidades provinciales, municipales o de la sociedad civil.

2- En el plano de la Justicia, necesitamos un cambio en la interpretación de los delitos relacionados a la yerba mate. Hoy, la Justicia caratula al delito de saqueo de las producciones de yerba como hurto y esta interpretación es confusa o mal interpretada por los jueces. Nosotros como productores tenemos bien claro que se trata de un robo, porque en primer lugar se está violentando el ingreso a la chacra o a la propiedad privada sin autorización, en segundo orden, se está violentando una tranquera o barrera o un candado y en tercer lugar y lo más importante, se está violentando a la planta de yerba con la modalidad de sacar a los machetazos sin ningún criterio de poda sus ramas y hojas. Desde el punto de vista agronómico el daño que causa esta modalidad de eliminar las hojas y ramas es extremadamente traumática, tanto para la sobrevivencia de la planta, como para su recuperación causando perjuicio por la producción extraída (daño económico inmediato), por el daño irreversible que les hacen a las plantas que quedan totalmente desprotegidas de los fríos y expuestas sus troncos a las quemaduras del sol, afectando seriamente su vida útil (daño productivo y económico en el largo plazo).

“Por todos estos aspectos consideramos que debería caratularse como robo al saqueo de la producción de yerba mate. La caratula de hurto de producción de yerba mate cabría cuando por ejemplo alguna persona mal habida se desplaza por un camino público frente a la chacra de un productor que en ese momento está cosechando su yerba y se levanta un o más raídos y los comercializa.  Necesitamos clarificar y ordenar esta interpretación para ayudar a mitigar los delitos que a la prevención se le escapa”, finalizó Siefert, que revisó el plan junto al síndico y consejero de Coninagro Roberto Buser.

En este sentido, cuando la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias mantuvo una audiencia con los Ministros Nacionales de Seguridad Sabina Frederic y de Agroindustria Luis Basterra, Coninagro propuso presentar un protocolo de acción en materia de políticas de prevención y acción sobre inseguridad rural.

Carta enviada a las autoridades de Misiones

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!