Coninagro sigue diagramando el armado de instrumentos financieros a favor de la producción, por ello convocó a Joan Melé, uno de los referentes globales que impulsa el concepto de “banca ética”. El referente español, pasó parte de su vida trabajando en la banca tradicional, pero ahora apuesta por “criterios éticos de inversión y transparencia”. “Queremos financiar a los agricultores que quieran crear riqueza”, dijo en Coninagro.

Coninagro tuvo el honor de ser anfitrión de Joan Melé, impulsor de la Banca Ética. En la jornada, se abordaron temas relacionados a la transparencia de los bancos y la inversión; como así también el consumo de los clientes, entre otras premisas. 

Al respecto, luego de la reunión que miembros de federaciones, entidades cooperativas y autoridades de INAES, compartieron con consejeros de Coninagro, Carlos Iannizzotto, presidente de la entidad, verbalizó: “Hemos tratado con mucho ahínco y profesionalidad el tema de la financiación a favor de la producción y de la persona, de proyectos que den trabajo y empleo. Por nuestra parte, esto ha comenzado hace tiempo con la formación de las S.G.R (Sociedad de Garantías Recíprocas)”.

“Estamos analizando cómo podemos humanizar el sistema financiero para que nuestro país pueda crecer en riqueza, en distribución, en movilidad social, y siempre teniendo como centro a la persona”, agregó Iannizzotto.

Acto seguido, el dirigente señaló: “El financiamiento es uno de los puntos centrales, porque tenemos que salir de un círculo vicioso donde la financiación es un fin en sí mismo, evolucionar hacia un círculo virtuoso, donde la persona, la familia, la producción, sea el objeto central y que el financiamiento sea un simple instrumento“.

Carlos Iannizzotto y Joan Melé compartieron una jornada de reflexión en Coninagro

“Procuramos que las cooperativas puedan producir alimentos sanos, generando divisas y empleo”, pronunció Carlos Iannizzotto.

Por su parte, en diálogo con Coninagro Tevé, Joan Melé destacó: “El Banco define cuáles son sus criterios a la hora de financiar o no un proyecto. Y para ello, tenemos un orden de valores éticos; antes de la plata y del beneficio económico, nos fijamos en las personas y en la tierra“. A lo que agregó: “Nos basamos en don dos pilares, criterios éticos de inversión y transparencia, que invitan a reflexionar. Jamás especulamos, buscamos generar economía real y riqueza, pero riqueza para todos. Latinoamérica es una región sumamente rica, pero su riqueza está mal distribuida”.

Asimismo, Melé comentó: “Yo trabajé 30 años en un banco tradicional hasta que un día me dijeron ´tu no sientes los colores de este banco´, porque me querían hacer vender cosas que eran invendibles, productos estructurados que solo llevaban a la especulación; si iba bien, ganábamos todos, pero si iba mal, perdía el cliente. Entonces llega un momento en que el ser humano deja de crecer y tiene que madurar. La premisa es cómo creamos riqueza madurando, poniendo nuestros recursos al servicio del mundo, teniendo como eje que los hijos de los demás tienen la misma dignidad que mis hijos”.

“Somos conscientes de que los bancos no tienen dinero, solo gestionan el dinero de sus clientes. Por lo tanto, los clientes tienen el derecho y la responsabilidad de saber qué está haciendo el banco con su dinero mientras ellos no lo usen”, analizó.

“Hemos mostrado que se puede hacer una banca moderna, y ganamos plata, pero no de cualquier forma. Hemos destruido el tejido social, debemos hacer las cosas de otra manera, ¿por qué toleramos esto? Tiene que venir una niña de 16 años (NdR: Greta Thunberg, activista ambiental sueca, centrada en los riesgos planteados por el cambio climático) a llamar la atención y millones nos decimos, ¿pero que estáis haciendo?”, reflexionó el conferenciante catalán Joan Melé.

Y prosiguió: “Desde la banca ética queremos ayudar al cambio que necesita el mundo, queremos transformar, recuperando el concepto auténtico de banquero. Si solo se piensa en ganar dinero, se descuidan los valores humanos”.

Otras frases destacadas de Joan Melé

“Argentina es un país muy rico, aquí son ingeniosos, creativos, el día que dejemos de mirar el pasado y trabajemos juntos, podrá ser una potencia mundial”.

“Hemos perdido la noción de educar bien, llenamos la cabeza de contenido, queremos encontrar un trabajo y ganar dinero, pero preguntémonos ¿por qué en Latinoamérica hay tanta corrupción? Hay que educar con dignidad, valores y ejemplos, no todo es ganar dinero y consumir”.

“La clave está en la educación humana en valores, para llegar a altos niveles de civilización”.

“Ante la consulta ¿´me prestas dinero pero a qué tasas´?, remarco que nosotros no tenemos los costos de estructura ni salariales de la banca convencional, donde se van millones en sueldos, en primas, en bonos. Aquí, podemos ofrecer tasas de interés más competitivas, no vamos a financiar el consumo irresponsable, no hay que generar una economía de consumir, sino de construir”, concluyó.

Joan Melé, en primera persona

Joan Antoni Melé nació en Barcelona. El académico catalán es un referente mundial de la Banca Ética. Autor de tres libros, Melé ha sido subdirector general de Triodos Bank en España, miembro de su Comité Ejecutivo y vicepresidente de la Fundación Triodos.

Triodos Bank nació en 1971, en Holanda, con la voluntad de ser un banco europeo moderno, profesional, pero con estos criterios de invertir en tipos de proyectos que aporten valor al mundo. “Se invierte en educación, escuelas, universidades, investigación, cine, teatro, música, arte y crecimiento personal. También en temas de medio-ambiente, agricultura orgánica, biodinámica, energía solar fotovoltaica, eólica, turismo rural sostenible, reciclaje, eficiencia energética. Hay cientos de proyectos, negocios que generan riqueza para la sociedad. Esto es lo que hace Triodos y es lo que estamos haciendo en Latinoamérica”, declaró Melé este año a un medio local. Actualmente es el Presidente de la Fundación Dinero y Conciencia.

Fotos Prensa Coninagro