La suma de las exportaciones de productos primarios y manufacturados de origen agropecuario suman un monto que en el primer quinquemestre representa el 71% del total: este porcentaje de esta dimensión no era alcanzado por estas ventas externas desde el año 1986 cuando se alcanzó una cifra que equivalió a (sumados PP y MOA) un 75% del total. También hay que remitirse a 1986 para observar una incidencia de las exportaciones de productos primarios de tal envergadura en el primer quinquemestre (33% ahora, 36% en ese momento). Por ende puede decirse que -en términos de ventas externas y acceso a
dólares comerciales- Argentina no había tenido una tamaña dependencia de las agroexportaciones en los últimos 34 años.

En contexto, el comercio mundial esta descendiendo en todo el mundo como efecto combinado de la pandemia y los confinamientos y cierres dispuestos por diversos gobiernos. Según UNCTAD (La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) en el primer cuatrimestre de 2020 el comercio internacional mundial total cayó 5% en todo el planeta y la previsión es que en el segundo cuatrimestre caiga dramáticamente; un 27%.

Por su parte, las exportaciones argentinas en 5 meses de 2020 medidos caen algo más que 11% acumulado (en mayo caen más de 16%), están en una performance media comparada con otros países.

Sin embargo en el planeta no todos los rubros están siendo afectados de igual modo. Por caso, uno de los rubros que ha continuado con actividad respetable en el mundo (y en Argentina) es el de las agroexportaciones.

El impacto en Argentina

En 5 meses las exportaciones de origen agropecuario han tenido una performance que mejora el resultado total: las exportaciones de bienes primarios en el primer quinquemestre crecieron, las de MOA cayeron pero en una cifra de un digito, y las industriales y las de energía y combustible descienden de porcentajes altos (de dos dígitos). Dicho de otro modo: las exportaciones argentinas incrementaron su dependencia en tiempos de pandemia de los sectores agroproductores y exportadores llegando a niveles nunca antes vistos en todo el siglo XXI, remitiéndonos directamente a todos los años comparados desde 1986 -último año en el que la participación de las exportaciones de origen agropecuario habían tenido una relevancia relativa equivalente a la actual- mostrando la participación porcentual de cada sector.

Las agroexportaciones se han convertido en el gran proveedor de dólares en la Argentina.

Los Productos Primarios (PP) y las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) así, se han convertido en esta pandemia (y la pandemia y sus efectos son una causa central de ello) en sectores con una incidencia tal en las exportaciones totales como no se había visto en lo que va del siglo XXI y tampoco desde 1986.

Queda hacia adelante una matriz crecientemente agro-referida en materia de oferta comercial externa para el futuro exportador argentino, aun luego de recuperada cierta normalidad internacional esperable en los primos meses.

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!