CONINAGRO se suma a las expresiones de compromiso con las bases fundamentales de la vida republicana y, especialmente, con una justicia independiente.
   
   La Argentina necesita hoy sentar las bases de una convivencia pacífica en el pluralismo de voces y en el respeto por las diferencias, sin descalificaciones ni autoritarismo, con un amplio espíritu de consenso y diálogo para solucionar los problemas que a diario padecen sus ciudadanos.
   
   Como representantes de los productores agropecuarios cooperativistas CONINAGRO destaca la necesidad de mantener la independencia de poderes y apela a la cordura para seguir solidificando los cimientos de una Democracia que supimos construir todos los argentinos.