La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias manifiesta su preocupación por el empecinamiento del Gobierno que continúa trabando el desarrollo agroindustrial y del país a través de su erradas política agropecuaria, en donde los grandes perdedores son los consumidores y los productores.
   En el caso del trigo, el mantenimiento del sistema de cupos de exportación continúa provocando una transferencia de recursos millonaria desde los productores a las empresas exportadoras y molinos.
   Hemos perdido 12 millones de cabezas de ganado en cuatro años, desaparecieron miles de productores, se redujo el consumo de carne per cápita, cayeron las exportaciones y se perdieron más de 10 mil puestos de trabajo por la crisis en la industria frigorífica.
   En el sector lechero, una buena noticia como es el aumento de la producción puede transformarse en mala ya que es el productor el que sufre descuentos en el precio de leche en tranquera por la escasa capacidad industrial para su procesamiento y la discrecionalidad en la entrega de los permisos para exportar. El consumidor paga los mismos precios que en Francia y el productor recibe menos de la mitad que los productores franceses.
   Se traban también las exportaciones de algodón, imponiendo precios máximos y el sistema de permisos de exportación que, igual que en el resto de las producciones afectadas por estas medidas, terminarán destruyendo la intención de siembra del cultivo.
   Pedimos la apertura total de las exportaciones de trigo, maíz, carne, leche, algodón y demás productos y eliminación total de los cupos a las ventas externas para evitar que unas pocas empresas obtengan grandes ganancias a costa de miles de productores, para lograr la normalización de los mercados y para que los productores reciban el precio justo por su producción.
   Ante la proximidad de las elecciones nacionales, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias convoca a todos los ciudadanos a participar en la vida cívica nacional fortaleciendo los canales democráticos.
   Creemos en la educación como uno de los pilares fundamentales para lograr una mayor equidad social y de progreso.
   Queremos vivir en un país verdaderamente federal, con un mismo sistema tributario para todas las actividades económicas.
   Necesitamos contar con políticas de mediano y largo plazo que promuevan una mayor producción con más pequeños y medianos productores arraigados a sus comunidades, y no un sistema como el actual que desalienta y concentra la producción, que expulsa a los ciudadanos hacia los cinturones de pobreza urbanos y que no defiende la mesa de los argentinos.
   Impulsamos una Argentina más justa, moderna y desarrollada. Por eso, en este año electoral, invitamos a todos los productores a reflexionar acerca del país en el que queremos vivir, y expresamos que continuaremos trabajando para que el campo pueda desarrollar todo su potencial como uno de los sectores económicos capaces de generar empleo e impulsar mejores condiciones de vida para todos los argentinos.
   
   Buenos Aires
   9 de agosto de 2011.-