En esta Pascua, queremos saludar a todos los productores, trabajadores, profesionales, comerciantes del campo argentino, y renovar nuestro compromiso de seguir proveyendo alimentos de calidad, para las familias de nuestro país y del mundo.

Debemos agradecer especialmente a todos los involucrados en el sistema de salud, a las fuerzas de seguridad y a todos los que tienen participación directa para sanar y evitar que pandemia se propague. Toda la sociedad ha comprendido la importancia que revisten esas actividades fundamentales, imprescindibles. A esa sociedad, que es quien consume nuestros productos, también queremos agradecer por permitirnos llegar con nuestro trabajo a todos los rincones de nuestra Patria.

Nos resulta fundamental ese apoyo y ese acompañamiento tanto del sector público como del privado, que nos permite continuar en marcha, trabajando para que la inversión, la tecnología y la eficiencia que aplicamos en nuestras producciones, puedan dar sus frutos.

Nuestra contribución para la reconstrucción de una economía golpeada por este virus inesperado e impiadoso, sin duda, será determinante. Nuestro país no será el único afectado. El mundo entero se encuentra convulsionado por la pandemia. Cada Nación, en mayor o menor medida, requerirá sanear su economía. El contexto será difícil; la exigencia de los mercados y la competencia por oportunidades comerciales que permitan generar exportaciones, ingresos y divisas para la reactivación, será fuerte.

El campo argentino se encuentra preparado para enfrentar ese enorme desafío. Pero para poder sostenerlo es crucial que la competitividad que caracteriza a nuestro sector se incremente y no se vea afectada. Por eso es imprescindible que la mirada y las necesidades de cortísimo plazo, no atenten contra la capacidad productiva del futuro, contra la reactivación con la que el campo y todas sus actividades asociadas, podremos poner en marcha rápidamente a la economía de Argentina.

No hay espacio para medidas que deterioren el aparato productivo. La salida única será generando mecanismos virtuosos que alienten la confianza y la inversión. Hoy más que nunca la Argentina necesita un campo en marcha, enfocado en producir, invertir y crear empleos de calidad.

Eso, es lo que hacemos todos los días con vocación y entusiasmo, y es nuestro principal aporte al futuro: trabajo, actividad económica y más desarrollo armónico en todo el territorio nacional.

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!