Felix Sanmartino, integrante del Comité Ejecutivo de Expoagro dijo en referencia a los objetivos del encuentro que movilizados por momentos políticos en los que «la democracia cruje», citando a una nota publicada en La Nación, la idea de la reunión es intercambiar conceptos junto a los dirigentes de la Mesa de Enlace del Campo. Estuvieron presentes, Hugo Luis Biolcati, presidente de la Sociedad Rural Argentina, Mario LLambías, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Eduardo Buzzi de Federación Agraria Argentina y Carlos Garetto de Coninagro y Cristian Mira, editor del suplemento Campo del diario La Nación.
            En referencia a los recientes hechos políticos acontecidos en el país, el titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Luis Biolcati dijo que «después de un período de adormecimiento de las instituciones que dan marco a la democracia del país, estamos viviendo acontecimientos que lejos de hacerla peligrar, la fortalecen, ya que es necesario construir un espacio donde tengan lugar todas las voces y se respeten los máximos derechos de los ciudadanos». «Esperamos que los legisladores nacionales defiendan el federalismo. El Gobierno Nacional cree que lo que ellos piensan es lo único que está bien», destacó por su parte Mario LLambías.
            Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria Argentina opinó que le parece oportuno mirar lo que sucede en la política más allá de lo que acontece en el sector agropecuario específicamente. «Necesitamos más previsibilidad para poder trabajar y proyectar en el tiempo, no es posible que se cambien todos los días las medidas que impactan sobre las actividades productivas», remarcó. «El mensaje que la ciudadanía necesita de parte del Gobierno Nacional es de federalismo, previsibilidad, inclusión, tolerancia, equidad y paz social», agregó.
            Carlos Garetto, titular de Coninagro opinó que «con que se quite sólo el palo de la rueda que mueve a todos las cadenas productivas, la situación del país todo cambiaría, porque la agroindustria genera un enorme porcentaje de la mano de obra local». «Perdimos más de 60 mil productores agropecuarios en los últimos años y sin lugar a dudas hay una enorme responsabilidad de esta dirigencia nacional gobernante», agregó.
            En cuanto a la postura de los representantes de la Mesa de Enlace del campo, Eduardo Buzzi, explicó que comenzarán a realizarse asambleas en diferentes lugares del país junto a legisladores para transmitirles las diferentes problemáticas que deben tener respuesta. La primera será el 15 de marzo en Córdoba. «El nivel de conflictividad del campo con el Gobierno sigue siendo el mismo. Estamos en un panorama muy complicado, falta transparencia y credibilidad», dijo el dirigente. A esto, Biolcati agregó que «esto es así porque la política frente al campo no ha cambiado nada. «Esperamos medidas que realmente estimulen la producción. Es necesario bajar las retenciones a las exportaciones de granos. Las de trigo deberían ser suprimidas totalmente porque las condiciones frente a la próxima campaña son totalmente desalentadoras. Con impuestos del 35 por ciento a lo generado, por mas que la cosecha sea buena, los números no van a cerrar», destacó. Ante esta situación, Carlos Garetto agregó que, «estamos a pocos días de la fecha de inicio de la siembra para el nuevo ciclo triguero y no hay medidas claras para la comercialización. No sólo es necesario que llueva para sembrar, también hay que conocer las condiciones para la comercialización de lo producido», destacó el dirigente.
            Los cuatro dirigentes coincidieron en que son momentos políticos en los que se requiere cordura, pensar en el pueblo argentino en su conjunto y no hablar de situaciones que sólo existen para este gobierno.