Carlos Roppel aseguró que la producción triguera no puede seguir soportando retenciones y las limitaciones en la exportación, que lo que hicieron fue «prostituir de una manera impresionante al mercado».
   El dirigente de Coninagro agregó que la intervención oficial generó efectos directos, como es el cierre de la exportación, e indirectos, traducidos en la distorsión de los precios al no haber una libre competencia».
   
   
   
   Desde Tres Arroyos, corazón triguero de la provincia de Buenos Aires, los productores agropecuarios denunciamos y declaramos:
      • Para volver a sembrar necesitamos previsibilidad y reglas claras.
      • Terminar con la intervención discrecional del secretario de comercio Guillermo Moreno, que favorece la concentración y el negocio de unos pocos en perjuicio de los productores.
      • Denunciamos el no cumplimiento de los anuncios hechos por la presidenta en cuanto a la devolución de retenciones, instrumentando un complejo sistema burocrático plagado de trámites de imposible cumplimiento.
      • Solicitamos de manera inmediata la eliminación de las retenciones al trigo, asegurando de esta manera la rentabilidad del 90 % de los productores.
      • Creemos absolutamente indispensable mantener la unidad de la Mesa de Enlace Agropecuaria, solicitando propuestas claras para el sector triguero.
      • Eliminación de la Resolución nº 543 de la ONCCA que establece los denominados ROE para la exportación de trigo.
      • Estudiar la posibilidad de contar con organismos públicos y privados que con participación de los productores posibiliten una justa comercialización que frene las ganancias extraordinarias de los molinos y exportadores, y que garantice el stock para el mercado interno brindando rentabilidad a los productores.
      • Convocar a los diputados y senadores nacionales, para que entre todos se generen los consensos en la búsqueda de soluciones para los productores trigueros de nuestro país.
      Para elevar a la Mesa de Enlace y que esta lo eleve ante quien corresponda.