«Hemos recibido tantos anuncios, que hasta que esto no se traduzca en resultados que pueda percibir el productor, nada cambia para nosotros. Solamente con cambiar el cartel y el nombre del que se sienta en el sillón, no es suficiente. Sin decisión politica de avanzar en los temas que tenemos que resolver de manera urgente esto no es más que un cambio de nombres», sostuvo Carlos Garetto, presidente de CONINAGRO.