Coninagro publica esta herramienta para que el productor agropecuario pueda hacer un seguimiento de los indicadores que se analizan. Mirá en detalle el relevamiento de las 19 economías regionales monitoreadas por el área de Economía de CONINAGRO, con cifras que surgen del análisis realizado durante el mes de abril de 2021. El “Semáforo de Economías Regionales” busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis.

Las que suben y bajan

El semáforo de abril muestra varios cambios respecto al último estudio; mejoran sólo levemente las actividades ligadas a las fibras: algodón y lana, y en el caso del porcino, entendiendo que está apoyado en los mayores precios de la carne vacuna. Caen mayormente por suba de costos y menores precios: la carne aviar, la carne bovina, los cítricos, las hortalizas y las peras y manzanas.

Los colores

4 actividades en rojo, 6 amarillos y 9 verdes

Precios y costos

Los precios del informe, que refieren a abril, mostraron una gran desaceleración respecto de marzo con mucha heterogeneidad, sin embargo, superan en general, salvo en cinco casos, la inflación general.

Volúmenes de Producción y Superficies

Se mantienen estables la mayoría de las producciones, donde sólo 4 actividades muestran leves caídas interanuales en las estimaciones de producción, mientras que sólo 2 de ellas muestran un crecimiento significativo respecto de la campaña anterior y el resto son estables. En tanto, las superficies de las producciones analizadas se muestran relativamente estables en abril, con la excepción del maní (+11% interanual), y granos con leves cambios en composición y arroz (+4% interanual).

Mercados

Se mantiene la suba de precios internacionales en los granos, más de la mitad de las producciones muestra mejoras respecto al año pasado en sus exportaciones. Situación dispar por falta de consumo y demanda en el resto de las actividades. 

Mario Raiteri, dirigente de Coninagro y vicepresidente de la Federación Nacional de Papa, pormenorizó la situación actual de la papa: “En Argentina se sembró la misma superficie de papa que el año pasado, y además fue acompañada por climas óptimos en cada una de las distintas regiones donde la producimos”, sostuvo Raiteri y agregó que: “Hay una importante oferta de papa destinada al mercado interno, con una demanda sostenida pero no suficiente para mantener los precios altos que necesita la ecuación rindes-precios para que sea positiva para el productor”.

En tanto, el representante del sector indicó un aspecto preocupante: “Por los coletazos de la pandemia, a la industria, que es nuestro principal demandante, se le han caído contratos de exportación, y esa producción se vuelca abruptamente al mercado interno, produciendo una consecuencia negativa en el precio para recuperar la inversión por parte de los productores para realizar una nueva siembra”.

Fuente: Área de Economía de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!