Como es habitual, Coninagro publica esta herramienta para que el productor agropecuario pueda hacer un seguimiento de los indicadores que se analizan. Mirá en detalle el relevamiento de las 19 economías regionales monitoreadas por el área de Economía de CONINAGRO, con cifras que surgen del análisis realizado durante el mes de julio de 2020. El “Semáforo de Economías Regionales” busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis.

Desde el Área de Economía de Coninagro informaron que «el hecho de no ver signos positivos de la economía argentina, afecta a aquellas actividades que dependen mayormente del consumo local«. A su vez, el informe agrega que » hay pronósticos de sequía para la primavera 2020 que generan impactos negativos en múltiples actividades». Por último, sugieren que «para el próximo estudio se espera que la actividad Porcinos se recupere y deje de estar en rojo».

Uno de los productores consultados, es el presidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas (FEDECO), Daniel Kindebaluc, quien analizó que el sector de lechería muestra signos de crisis «básicamente porque el precio que recibe el productor está estancado prácticamente desde que comenzó el año«. A lo que agregó: «Puede haber habido una suba del 6 o 7% pero los costos están dolarizados y han subido mucho más, ya sean los insumos para el tambo como así también el alimento para las vacas, por ejemplo el maíz que también subió en dólares. Este escenario en donde el precio al productor está estancado y el costo de alimentación de animales es cada vez más alto, lleva a una situación de microdevaluación diaria«.

«Estamos en 23 a 24 centavos de dólar por litro de leche cuando lo que siempre se necesita es estar por encima de los 30 centavos por litro», advirtió Kindebaluc

Daniel Kindebaluc, consejero por Entre Ríos.

De cara al panorama que avizora el sector, el dirigente señaló que: «las expectativas de recomposición del precio son bastante escasas por lo que se viene dando en el mercado internacional, que está quieto y con precios estables que están por debajo de los 3 mil dólares. Esto se suma al consumo interno que está alicaído por la situación pandémica, y al factor de que por cuestiones estacionales la producción aumenta en épocas de primavera, inclusive desde agosto, septiembre, octubre y noviembre, donde hay picos de producción, hace prever una situación complicada para colocar ese excedente de producción».

Valorar la calidad de la miel

Según datos aportados por productores del Foro Apícola de Coninagro, «sin dudas que éste es uno de los años más peculiares para muchos productos en general pero para la miel en particular creemos que más, puesto que el precio local se ha incrementado durante todo el año».

En relación a cuáles son las causas por las que el sector apícola tiene signos de crecimiento, señalaron que: «Los motivos son muchos, podemos enumerar varios, pero vemos cierto desacople entre el mercado interno y la demanda en el exterior, creemos que hay una retraccion importante de la oferta por parte de los productores debido a la expectativa de devaluación, la imposibilidad, durante gran parte de la cuarentena, de disponer de la mercadería y de los pesos, producto de la venta de la misma».

En el mercado interno creció la demanda de miel entre el 20 y 30%, según la Cámara Argentina de Fraccionado de Miel

Asimismo, agregaron que: «Ante la poca disponibilidad de miel han salido al mercado a comprar miel empresas que debían cubrir compromisos con el exterior y al no conseguirla se entró en una espiral de precios del lado externo, ha impactado en la pre-pandemia los nuevos análisis implementados en USA para detectar adulteración, pero esto ha cambiado paulatinamente durante la pandemia y actualmente los importadores se encuentran analizando las variables de la cosecha propia (hemisferio norte) para poder tomar decisiones de compra».

En el caso de la miel, los precios actuales son muy buenos pero hay pocos negocios y la perspectiva para la próxima cosecha es incierta.

Para finalizar, añadieron que «la pandemia ha enseñado al mercado interno que la miel de calidad cuesta un poco más. Se incrementó el consumo estos años y en este momento tenemos miel en góndola a 4 dólares».

Cítricos, con un leve repunte

Nicolás Carlino, productor correntino de la industria de cítricos y consejero de la entidad argumentó que: «Estamos mejor, somos uno de los sectores que no ha parado y lo que favorece este leve repunte es que el mercado interno empezó a traccionar». No obstante advirtió que: «esta mejora viene de la mano de una baja oferta de fruta en términos de cantidad, y eso hace que los precios aumenten un poco».

«En el tema exportaciones, se está vendiendo un poco de fruta hacia el exterior y ello genera que entren algunos dólares, pero no terminamos de despegar, puesto que nuestros insumos siguen estando en dólares y está complicado tener acceso a ese tipo de cambio».

Fuente: Área de Economía de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!