En el marco de las Jornadas Ganaderas que Coninagro organiza junto al auspicio del IPCVA, la apertura de la Jornada con productores ganaderos de Tucumán fue realizada por el vicepresidente de Coninagro, Norberto Niclis quién mencionó que es productor agropecuario del Norte de Santa Fe y agradeció al gobierno de esa provincia por la apertura.

“Somos cooperativas de primer grado que conforman 19 federaciones en Coninagro, la única confederación de cooperativas de tercer grado de argentina. Los invitamos a ser parte en la participación directa en Coninagro. Esta pandemia nos está dando la oportunidad de avanzar hacia la digitalización y acortar las distancias. Creemos que estamos con una actividad que está en las funciones gremiales, no estamos para la protesta y la conquista, sino para la propuesta, ese es el ADN del sector cooperativo, creando vínculos con otras entidades”, dijo el vicepresidente de Coninagro.

A su vez, el Director de Ganadería, Hernán Ovando que junto a Coninagro organizó las jornadas en Tucumán agradeció la oportunidad de participación, en especial a todos los actores de la cadena, desde productores, asesores, técnicos y veterinarios.

Por su parte, en el comienzo de la capacitación junto al IPCVA, Fermín Torroba de Globaltecnos SA mencionó que en los primeros siete meses del año, en un contexto de cambios de precios relativos, se analizó la variación de precios: «el dólar blue aumentó desde que arrancó el año a hoy un 69%, los vientres un 65%, el ternero un 40%, el novillo exportación 23%, la carne al consumidor un 21%, el novillito 19% y la inflación 15%».

“Vemos que la suba de precios viene más por un resguardo de valor que por lo que el negocio muestra hoy como posibles resultados a obtener. Hasta el mes pasado teníamos una relación compra venta de 1,3 a 1,4, recién en julio el novillo exportación tuvo una recuperación y acomodó un poco la relación” señaló Torroba.

Algunos Indicadores. En el informe se señala que este año se espera una faena de 3 a 3,1 millones de toneladas. Lo que sería una faena sostenida sin afectar mucho el stock. El consumo interno en 2020 viene con algunas fluctuaciones y algo bajo para lo que es Argentina, en tanto que Junio se recuperó un poco luego de un mayo que fue notablemente bajo.

La actividad en Argentina cae en todos los rubros de la economía. Eso impacta directamente en el consumidor. Las expectativas para Argentina son de una caída del 12% para el 2020 según el REM del BCRA, siendo que lo peor de la caída ya ha pasado y podemos llegar a esperar una leve recuperación en el segundo semestre.

En otro orden, en Córdoba la apertura estuvo a cargo del presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto quien aseguró estar alentando todos los días a los que producen: «La ganadería es una producción y un factor de vínculos, es un factor que une a todo el país».

“Estamos conscientes de la realidad que tienen los productores, tratando de aliviar la situación fiscal, el financiamiento, los caminos rurales y por eso entendemos que hay que federalizar la economía argentina, dándole hincapié al sector productivo del interior del país. No queremos ser el factor de ajuste”, agregó el presidente de la entidad.

Luego, se realizó una encuesta a los participantes dirigida por Milagros Sobredo de Globaltecnos SA donde mencionó que se observaba disparidad en las respuestas, consecuencia del momento que estamos transitando. La mayoría de la sala de Córdoba estimó que el ternero va a acompañar la inflación. En el gordo las respuestas estuvieron un poco más divididas. En las respuestas, asimismo, también se observó que están viendo una oportunidad para crecer en ganadería.

Desde el punto de vista de la demanda, los técnicos comentaron que existen dos grandes consumidores: el 75% es el mercado interno, y el otro 25% se lo lleva la exportación.

La exportación viene ganando terreno desde 2017 (11%) hasta 2019 (26%). En la primer etapa del año, la exportación cae claramente por el tema Covid, y hoy se está recuperando alcanzando nuevamente un 26% en promedio para todo el 2020.

El consumo interno, por su parte, tiene una canasta cárnica que ha ido variando en los últimos años, siendo unos de los países que más proteínas animales consumimos, somos un país muy bien abastecido. Sí se produjo una leve caída de 109 a 107 kg totales de carnes desde 2019 a lo que llevamos de 2020. Además, indicaron que se sigue produciendo un traspaso de los consumidores de carne vacuna a carne aviar.

Se observa un consumidor que pasó a comer un poco menos de carne vacuna, y en lo que va del 2020 unos dos kilos menos de carne total.

De marzo a julio, las ventas en todos los rubros de la economía han caído notablemente, incluyendo los meses de marzo, abril, mayo, junio y julio (recién en estos últimos dos se ve un leve repunte).

Por el lado externo debemos analizar el consumo en China, nuestro principal cliente internacional; el plato de proteínas de los chinos incluía en el año 2000, 4 kg de carne vacuna, 7,5 kg aviar, 31 kg de cerdo, 24 kg de pescado, y 2 kg de ovino, redondeando unos 69 kg en total. Para el 2018, llegaron a los 97 kg. En 2020 luego de la fiebre porcina que les destrozó la oferta de carne porcina el consumo total baja a 89 kilos, siendo 6,7 kg de carne vacuna, 11 kg de pollo, 27 kg de cerdo, 41 kg de pescado y 3 kg de ovino.

En mayo exportamos el 90% de las exportaciones de carne argentina, y no solo es nuestro principal cliente, China también es el mayor importador mundial de carnes. De todos modos, se estima que la fiebre porcina le produjo una pérdida de 55 millones de toneladas de carne. Otro dato que remarcaron es que hoy están importando el equivalente a 1,8 kg/hab de carne vacuna.

La Unión Europea es nuestro segundo mercado y de mayor valor (promedio 8.650 u$s), con cortes Hilton por encima de los 10.000 u$s/t.

Por su parte, Israel y Chile son otros mercados con cierta importancia para Argentina. Estados Unidos es para Argentina prácticamente un nuevo mercado que comenzó levemente el año pasado, tenemos 20.000 toneladas a 0 arancel que no deja de ser un nicho interesante, le vendemos a 5.200 u$s/t promedio, una vez cumplido el cupo el arancel es del 26% lo que nos deja fuera de este mercado. Es un negocio interesante pero con un techo muy cercano, el estar habilitados es la mejor señal que nos posiciona mejor para el largo plazo buscando entrar con más toneladas con aranceles bajos.

Sobre el final de la Jornada, el Consejero de Coninagro, Marcos Guiraudo dijo que “es muy interesante la información, aporta muchísimo a los productores para posicionarse en el mercado de carnes». Al mismo tiempo, agradeció especialmente a las cooperativas que se sumaron y a la CAR Córdoba. «Es una información que nos permite saber cómo estamos posicionados, esta pandemia nos puso a pensar y a estudiar cómo va a ser el futuro. El productor argentino es astuto, inteligente e intuitivo. En otro orden, la sequía puede ser algo muy grave, las lluvias importantes serían en noviembre, por eso nos tenemos que ir preparando y analizar cómo vamos a hacer frente a nuestros compromisos” dijo el Consejero de Coninagro.

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!