La Mesa de Enlace de entidades agropecuarias conmemorará hoy dos años de constitución al fragor de la lucha para derogar la Resolución 125 que establecía alícuotas móviles sobre las retenciones a las exportaciones granarias.
   Por este motivo, los integrantes de la Mesa de Enlace asistirán a una misa que celebrará el padre Rafael Braun en la iglesia de Santa Catalina de Siena, en San Martín y Viamonte del microcentro porteño a las 19:00.
   En la actualidad, la comisión está representada por Hugo Biolcati (SRA), Eduardo Buzzi (FAA), Carlos Garetto (Coninagro) y Mario Llambías (CRA).
   Garetto consideró, en diálogo con Noticias Argentinas desde la localidad santafesina de Mortero, que la constitución de la Mesa de Enlace fue «un hito histórico del sector agropecuario».
   De esa manera, comenzó a «cumplir un rol preponderante en la agenda pública» y a «ocupar protagonismo en la decisión política y en la construcción de las políticas públicas, que marcan una etapa muy importante no sólo en lo sectorial, si no en el desarrollo económico».
   Para Garetto, quien sucedió a Fernando Gioino en la formación de la Mesa, analizó que había «un reclamo muy fuerte, una necesidad de ocupar ciertos espacios y poner límites al Gobierno».
   La unidad de la Mesa de Enlace sigue «siendo muy valorada por la sociedad, al igual que la convocatoria pacífica y ordenada», dijo.
   «Luego de dos años, nos corresponde consolidar los logros para alcanzar los objetivos de llevar al sector como fuente de crecimiento integrado en la comunidad», dijo.
   Otro de los aspectos que destacó el dirigente cooperativista es que la gente comprendió que «el campo no quería arrebatar el poder, si no ocupar su lugar en las decisiones políticas y ser tenido en cuenta».
   «La actual etapa apunta a recuperar la calidad institucional, el federalismo, con el desarrollo económico y social que conduzca a terminar con el hambre y la pobreza», aclaró.
   En esta coyuntura la Mesa de Enlace se encuentra inserta en un escenario menos combativo que antes: la Argentina quiere convivir en un país pacífico y con armonía», analizó.
   «La sociedad no desea volver a los enfrentamientos y hay una evolución de los ciudadanos hacia ese nuevo orden de respeto de convivencia, de consenso y de los derechos de los demás», afirmó Garetto.
   Otro aspecto que destacó fue que el campo no se quedó en la protesta sino que aportó hombres de sus filas a la política que hoy son legisladores que generan propuestas serias».
   El presidente de Coninagro, entidad que agrupa a cooperativas de todo el país destacó que participó en la víspera una asamblea en la ciudad santafecina de Avellaneda donde se produjo un debate muy «importante» respecto del actual momento «parlamentario».
   «Es muy importantes para cambiar ideas e invalorable desde el punto de vista para generar debates constructivos», añadió.
   
   Fuente: Noticias Argentinas