"La molinería sabe que el gobierno está protegiendo su actividad, porque preserva la materia prima para que nadie compita por ella ni se la saque, entonces lógicamente está muy tranquila". Así lo indicó el presidente de Coninagro Carlos Garetto.
   
   "Si la molinería y la exportación estuviesen compitiendo en el mercado, se transparentarían los precios del trigo, se articularía el mercado internacional con el interno, aparecería el mercado de futuros y se iría ordenado todo, tal como ocurría habitualmente hasta el año 2006", señaló Garetto en declaraciones realizadas anoche a Infocampo radio (AM 950).
   
   "La intervención por parte del gobierno nacional ha generado una incertidumbre tan grande en el mercado de trigo que los operadores se cubren con una baja sustancial del precio que pueden pagar". añadió.
   
   El integrante de la Comisión de Enlace Agropecuaria aseguró además que "si miráramos a largo plazo podríamos tener una política más coherente, con reglas de juego claras, con buenos precios para la mesa de los argentinos y con un saldo exportable importante que nos permitiría hacernos de recursos, invertir, crecer y generar más empleo»,
   
   Hoy martes al mediodía los principales dirigentes del sector agropecuario se reunirán con periodistas en la sede porteña de la Sociedad Rural Argentina para despedir el año.
   
   «Creo que en este momento iniciar una medida de fuerza sería inoportuno porque la sociedad argentina está pensando en las fiestas; hay que esperar a que pase fin de año», concluyó el presidente de Coninagro.

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!