Frente a los ataques que sufre, por estos días, el transporte de carga, y que afecta a toda la cadena de comercialización de granos, CONINAGRO deja expresado su repudio a todo hecho de violencia que avasalla la propiedad privada y restringe el libre tránsito por rutas y caminos de nuestro país, avalados por la Constitución Nacional.

El vandalismo impacta negativamente en productores, industria, exportación y en toda la cadena productiva. Es por ello, que instamos a un ámbito de debate como las Mesas de negociación por las tarifas, y promovemos al diálogo y la coincidencia.

Creemos firmemente en que las leyes deben ser respetadas y que en cada transporte de granos se traslada el esfuerzo de miles de productores argentinos.