Hemos iniciado en este mes las jornadas ganaderas que nos llevarán durante el resto del año, por puntos neurálgicos de la geografía ganadera. En cada lugar acercaremos la impronta gremial cooperativista de nuestra entidad y el mensaje de participación que será la bandera de nuestra gestión: la importancia de participar, de ser protagonistas y defensores de nuestra propia historia.
   No es una época de prosperidad para la familia ganadera. La actividad no escapa a las decisiones equivocadas que el Gobierno ha impuesto a la cadena de valor de ganado y carnes. En consecuencia, se perdieron entre 10 y 12 millones de cabezas de ganado, los bajos niveles de producción están mínimamente cubriendo el mercado externo, con un saldo exportable afectado por restricciones, cuotas e intervenciones en la comercialización, y ni siquiera se está cumpliendo con la Cuota Hilton, solamente embarcando algunos cortes que suman 200.000 toneladas, mientras los mercados han sido cubiertos por nuestros vecinos, Brasil, Uruguay y Paraguay, generando pérdidas de recursos no sólo para el sector sino también para el país.
   Diversos trabajos técnicos, incluidos los de nuestros especialistas, expresan que si en Argentina no se hubieran restringido o limitado las exportaciones de carne, y con solo mantener las toneladas que se operaron durante 2005, hoy contaríamos con una recaudación de más de u$s 2500 millones adicionales. Oportunidades que hemos desperdiciado teniendo en cuenta los altos valores internacionales de la carne, especialmente en aquellos países donde Argentina era gran proveedor.
   Esta situación planteada en la actividad ganadera, consecuentemente ha dejado más de 100 frigoríficos cerrados, con lo cual fueron más de 10.000 puestos de trabajos vinculados directos e indirectamente, que se han perdido en el mercado laboral.
   No solo hay que evaluar el deterioro de la actividad ganadera por la evidente falta de reposición de madres (única fábrica de terneros), sino también la obsolencia, destrucción de cientos de instalaciones como aguadas, mangas, y alambrados, que serán imprescindibles acondicionar y renovar al igual que la recomposición de la cadena de pasturas y forrajes, incluyendo la propia genética bovina acorde a una demanda cada vez más exigente en calidad.
   Con este escenario la gestión gremial de nuestra entidad se enfoca, entre otros temas, a la elaboración de trabajos específicos, con el fin de ser tomados como un aporte de este importante sector productivo. Será nuestra propuesta a un escenario con muchas aristas negativas – presión impositiva, restricciones, manipulación de mercados, endeudamiento, etc.-, En definitiva, plantearemos propuestas hacia el escenario político, el que deberá recomponer el aparato productivo, para contribuir, una vez más, dese la generación de más riqueza y bienestar para los argentinos.
   

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!