En el segundo aniversario de su formación, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias renueva sus principios de unidad, pluralidad y representatividad del campo argentino
    Venimos reclamando ética en el ejercicio del poder, institucionalidad, equidad y federalismo. Hoy reafirmamos los preceptos que dejamos plasmados en el documento de Córdoba "El aporte del campo a la política". Reivindicamos el apego a la Constitución y a la ley, basado en la cultura del trabajo y un mayor respeto por el estilo de vida del interior, reclamos que trascienden a esta Comisión de Enlace.
    El inicio fue una medida de fuerza y movilización que se propagó a lo largo y ancho del país. Aquellos días, que forman parte de nuestra más rica historia, fueron en defensa de la dignidad, el trabajo, la ruralidad, la unión, el diálogo y la forma republicana y democrática de gobierno.
    No estuvimos solos, una inmensa mayoría -hasta entonces silenciosa- nos acompañó, sabedora que nos asistía la razón. Esto logró un mayor compromiso y participación ciudadana que se expresó en un Congreso más plural y equilibrado.
    Recordamos con orgullo haber sido protagonistas; pero el tiempo transcurrió y el pasado sólo debe servir para construir el porvenir.
    Continuaremos trabajando para que el Poder Legislativo y Judicial, funcionando con independencia, logren la más cabal expresión de la República devolviéndole a la sociedad la justicia y equidad que sus ciudadanos merecen y anhelan.
   También seguiremos luchando por todos los problemas del sector que aún no están resueltos o que se han agravado en estos dos años; tales como la permanencia de retenciones confiscatorias, trabas al comercio, la ausencia de un plan ganadero integral o la critica realidad de la lechería. Además tenemos que continuar trabajando en la defensa de las economías regionales olvidadas, de los productores que aún siguen endeudados, de los afectados por problemas climáticos extremos como la sequía o la inundación; y por mejorar las condiciones deficitarias en las que se encuentra la infraestructura en distintas zonas del país que en pleno siglo XXI sigue dejando aislados a muchos pueblos del interior.
    Nuestra tarea, desde que confluimos en esta Comisión de Enlace, nos ha permitido expresarle con más fuerza a la sociedad que nuestra lucha es la de todos, y seguiremos trabajando juntos para lograr estos objetivos irresueltos, buscando -mediante el diálogo entre todos los sectores sociales y económicos, junto al potencial que el campo puede aportar- el progreso de todos los argentinos.