Así como el cooperativismo nació por el espíritu y coraje de inmigrantes que tenían en claro la necesidad de juntarse para defenderse, en una época de fuerte concentración económica, el cooperativismo reacciona y crea este método de asociativismo en búsqueda de escala para poder defender a miles de productores de empresas familiares.
               
               En CONINAGRO nos unió ese mismo espíritu.
               
               Formada por la unión de varias federaciones cooperativas de diferentes lugares y producciones del país, que entendieron que era el momento de unificar criterios en la defensa del movimiento cooperativo.
               
               La tarea de nuestra entidad, a través de estos 60 años, como la de cualquier otra institución argentina, es principalmente el fruto de un esfuerzo conjunto de entidades y personas, en procura de un objetivo común, con el que están comprometidos y consustanciados.
               
               En CONINAGRO, se busca lo mejor para las cooperativas y para sus productores. Este esfuerzo se ha cristalizado, a través de los años, en una mayor participación, en más representatividad, en definitiva, mejor gestión gremial, con equilibrio y con sentido común.
               
               Desde la entidad que representa a las cooperativas del campo sabemos que estamos en una etapa de firme consolidación en nuestro rol institucional. Y se pudo llegar a esta instancia como consecuencia de un trabajo colectivo, de gente inmersa y vinculada a nuestro movimiento.
               
               Por ello, los reconocimientos que CONINAGRO debe hacer son muchos y variados: a sus federaciones asociadas y entidades de apoyo, por su generoso aporte de recursos humanos y económicos, que han permitido la continua presencia de la entidad en la representación gremial de los productores agropecuarios y sus cooperativas. Representamos a federaciones que con gran potencialidad, son en definitiva una gran mesa de pequeños productores.
               
               Una mención para los dirigentes cooperativos agrarios, profesionales y técnicos que integran las Comisiones Asesoras Regionales, y las Comisiones Técnicas, por su dedicación y participación, a través de los años, en acciones que nos permitan abordar todos los problemas e inquietudes del sector agrario y cooperativo.
               
               A las cooperativas de base, que asumen el rol de ser nuestros legítimos representantes en el interior, con un notable sentido de pertenencia.
               
               Un reconocimiento a los representantes de CONINAGRO en cada uno de los organismos y entidades existentes en la geografía del país donde trabaja, se desarrolla o piensa un ciudadano que ha abrazado al cooperativismo como forma de vida en el marco de la economía social.
               
               Ellos como nosotros, conforman hoy esta entidad que cumple 60 años, tributarlos a ellos es como tributar a nuestros mayores, a nuestras familias. Y reconocer que a través de estos años CONINAGRO ha sabido construir los liderazgos necesarios para las circunstancias oportunas.
               
               Una mención a los productores que nos reconocen como representantes gremiales de sus cooperativas agropecuarias, y un agradecimiento a nuestro personal que diariamente contribuye y suma para llevar la tarea que constituye la estructura de CONINAGRO.
               
               Siempre ha habido momentos difíciles.
               
               Este aniversario nos encuentra con el entusiasmo de los que saben que han trabajado mucho para enfrentar el futuro.
               
               Nuestros principios y valores están acompañando el accionar de hombres y mujeres de campo, nuestras familias rurales, aunque no puedo dejar de mencionar que más de una vez se mal usó la palabra cooperativismo, ocultando otras intenciones, mancillando esos principios y valores que caracterizan a nuestro sistema.
               
               Profesamos un cooperativismo serio y responsable, respetuoso de los lineamientos que nos imparte nuestro órgano rector, INAES.
               
               Como actores de la producción, hacemos gremialismo y gestionamos ayuda, contención, medidas para paliar situaciones que, sin embargo, muchas son consecuencia de problemas estructurales que necesitan de políticas públicas.
               
               No podemos dejar pasar por alto ni dejar de mencionar a muchas de nuestras producciones regionales, como lechería, porcinos, frutas y hortalizas, vid, yerba mate, arroz, y algodón, entre otras, que han sido actividades perjudicadas por políticas desacertadas en el pasado, y que hoy forman parte de la agenda de las gremiales y del gobierno.
               
               Sin enumerar los reclamos, todos ellos válidos y que preocupan a cada uno de los productores involucrados, nos consta que los funcionarios, muchos de ellos aquí presentes, están trabajando y conocen la dura realidad de esas producciones.
               
               Conocemos el país que heredamos, sabemos de las complejidades de cada actividad que impiden resolver rápidamente los cuestionamientos.
               
               No dudamos que debemos ser pacientes.
               
               Gandhi dijo «perder la paciencia es perder la batalla». Y si bien esto no es una guerra, muchos productores salen todos los días a batallar su actividad, para mantener el arraigo y la pertenencia a sus pueblos, y nosotros sabemos de arraigo y de urgencias.
               
               Está en nuestra esencia el diálogo como metodología de trabajo y la palabra como herramienta fundamental en la búsqueda de consenso.
               
               Hoy el diálogo está abierto.
               
               En esta coyuntura, estamos convencidos que la ruralidad debe trabajar en forma conjunta: gremiales, técnicas, y también, claro, las empresas que en forma transparente apuesten a este país.
               
               Será beneficioso para todos.
               
               Por eso, frente a este aniversario queremos agradecerles estar aquí compartiendo este momento, brindando por las nuevas expectativas, reconociendo que falta mucho camino por recorrer, desde el campo y desde el cooperativismo.
               
               Pero estamos en la huella, como siempre, junto al productor
               
               Como en estos 60 años, muchas gracias.
               
               
               
               Video institucional por el 60º aniversario de la entidad
      
               Galería de imágenes del festejo por el 60º aniversario de la entidad
      
      

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!