Ante una nueva conmemoración del Día Internacional de la Cooperación, CONINAGRO quiere recordar tan trascendente fecha que frente a la coyuntura de nuestro país tienen más relevancia por su esencia y su historia. La vigencia del cooperativismo no es casual.
      
      Argentina atraviesa una crisis de valores que afecta nuestra sociedad. El cooperativismo es el resguardo moral que encontraron miles de personas en nuestro país, que mediante asociativismo, colaboración, unión, igualdad y solidaridad podrán proteger la célula más importante de nuestra comunidad.
      
      Es por ello que los valores del cooperativismo toman una fuerza trascendente que traspasa la declamación de una economía basada en lo social. Cada hombre y mujer que trabaja en torno al movimiento encuentra un respaldo que permite solidificar las bases de una sociedad más justa y aferrada a sus raíces.
      
      CONINAGRO, que representa a productores agropecuarios que han encontrado en el cooperativismo un respaldo y una filosofía de vida que le permite crecer en pueblos y ciudades de la Argentina del interior profundo, quiere en este día reafirmar el compromiso de seguir defendiendo esos valores que llevaron a nuestras cooperativas a liderar la defensa de los productores agropecuarios como referentes máximos del campo argentino.
      
      
      
      CONINAGRO
      
      2 de julio de 2010