Frente al debate sobre la Ley de Semillas que se abrió en el Congreso entendemos que es más una simple y democrática discusión sobre una forma de comercializar las semillas.
      Debemos entender que la discusión es mucho más importante y tiene mayor relevancia: Es una nueva manera de producir granos, alimentos, y de aceptar las innovaciones.
      El productor requiere una agricultura previsible y sustentable.
      Reconocemos la propiedad intelectual a las empresas que investigan y desarrollan, que invierten en tecnología, en nuevas semillas, y nuevos eventos; en definitiva, que haya competencia justa y legal.
      Por ello, como dijo nuestro Presidente, Carlos Iannizzotto, en el debate de la Cámara de Diputados, ratificando nuestra posición sobre esta ley:
      • El uso propio de la semilla es un derecho del productor.
      • Ese uso debe ser oneroso y el costo debe contemplar el germoplasma y el evento.
      • El pago debe ser en la semilla.
      • Debería existir una excepción o un beneficio para el productor pequeño.
      • El control es esencial, a través de un sistema administrativo sencillo, donde el poder de fiscalización debe centralizarse en el INASE u otro organismo público.
      • El canon debe tener un tiempo determinado y debe ser previsible en el tiempo.
      
      No es difícil y no es complicado. Es necesario despojarse de intereses personales y políticos, para pensar en la Argentina del futuro. Es necesario, que lo resolvamos cuanto antes.
      

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!