El lanzamiento del SAOCOM 1B, a bordo del cohete Falcon 9 de la compañía Space X, en Cabo Cañaveral, se trató de un hecho histórico. La potencia del sector agroindustrial, la ciencia y la tecnología de punta son complementarios para realizar la gestión de emergencias ambientales del planeta y contar con información satelital. «Este tipo de proyectos tecnológicos desafiantes contribuyen al desarrollo productivo sostenible, un eje que desde Coninagro entendemos como neurálgico para el crecimiento en materia de tecnología agropecuaria, conectividad e inclusión estratégica en el mundo», aseguró el presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto.


Este hecho tiene implicancias directas en el sector agropecuario; converge con los contenidos diagramados en el Plan Coninagro, contribuye a evaluar la humedad de los suelos y dar soporte a la gestión de emergencias, brindar datos sobre el mejor momento para sembrar o fertilizar, generar información sobre crecidas de cursos de agua, desplazamientos de suelo, actividad de volcanes o el estado de bosques, glaciares y humedales, entre otros aportes.

«Este hecho va en línea con lo que plantea el Plan Coninagro, en términos de conectividad e información, entre otros ejes. De esta manera vamos a lograr mas producción y empleo», dijo Iannizzotto en su cuenta de Twitter.

La tecnología implementada permitirá la observación de la Tierra para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas para aplicaciones en agricultura, relevar índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas; aplicaciones en nieve, hielo y glaciares; aplicaciones en estudios urbanos, de seguridad y defensa; entre otras áreas de interés productivo. 

Fotos: gentileza

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!