Coninagro considera que es “condición necesaria” para emprender un sendero de reducción efectiva de la inflación, implementar un plan económico sostenible que ayude a generar confianza y que plantee un “camino claro” hacia el equilibrio fiscal y la estabilidad monetaria. Tras la difusión del Indice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de julio que mostró una variación del 3% respecto del período precedente, la entidad que conduce interinamente Elbio Laucirica, destaca la tendencia descendente del ese indicador, que la ubica en la más baja del año en curso. No obstante, Coninagro considera “alarmante” que la inflación de los últimos 12 meses se ubique en torno al 51|.8%. y con una expectativa para 2021 de 48.1%.


Frente a este panorama, se considera fundamental contar con un programa económico que “ayude a generar confianza” y en paralelo “aumentar la oferta de productos y servicios de la economía”. “Esta es la única forma genuina de tener precios bajos y generar empleos, inversiones y actividad económica”, destacó Elbio Laucirica.

Para conseguir eso, propuso “trabajar sobre las reglas de juego, el financiamiento, la infraestructura y la carga tributaria”, así como “hacer todo lo posible por facilitar las inversiones, la producción y las exportaciones”, concluyó el dirigente.


Si bien el dato positivo es que en los 3 últimos meses se vieron números más cercanos al 3% que al 4% de los periodos previos, la entidad cooperativista advierte que comienza a verse una “divergencia” que tarde o
temprano se acomoda: “Mientras que en los últimos 12 meses la inflación fue del 50.2%, la suba de precios en bienes fue del 57.9% y en los servicios fue de solo 38.2%. El dólar por su parte subió en el mismo período un 34.6%”. En esa dirección, Coninagro advierte que congelar los servicios públicos, poner controles de precios o restringir exportaciones son “soluciones de corto plazo que solo ponen paños fríos a la inflación y patean el problema hacia delante”.

Finalmente y de acuerdo con la medición del INDEC, la variación de precios en alimentos y bebidas fue del 3,4% en julio, por encima del IPC. En tanto que las verduras se ubicaron por encima de la cadena alimenticia en lo que respecta a incrementos con una variación mensual del 13,9%, la carne además, mostró en ese periodo una variación del 0,4%, el pollo 1,6%, el pan 1,2% y la leche 1% mientras que cortes como el asado y el cuadril
retrocedieron 0,5 y 0,9% respectivamente.

Recibir información de Coninagro

Recibir información de Coninagro

Si querés recibir las últimas novedades podes hacerlo completando el formulario.

 

SUSCRIBIRSE

You have Successfully Subscribed!