Se reunió hoy la Mesa Agropecuaria bonaerense, encabezada por el gobernador Daniel Scioli, quien convocó a las entidades para informar una serie de medidas, impositivas y crediticias, dispuestas para los productores afectados por las inundaciones.
      CONINAGRO estuvo presente a través del Consejero Daniel Berdini, productor de Ramallo, quien estuvo acompañado por el gerente, Daniel Asseff.
      «La reunión estuvo convocada por el gobernador, debido a la delicada situación que atraviesa parte de la provincia de Buenos Aires. Las inundaciones, una vez más, han pegado muy fuerte en distintos partidos y esto habla a las claras que no se han hecho muchas obras de infraestructura en canales, puentes y alcantarillas; o no se realizaron en tiempo y forma, dando un panorama desolador a la zona, más teniendo en cuenta que los cultivos de invierno se encuentran ya implantados y por ende, con los gastos de insumos realizados. La ganadería y la lechería van a correr una suerte parecida, por lo que significan las pasturas y cuestiones de sanidad que complican muchísimo a ambas actividades. Teniendo en cuenta este panorama el gobernador y ministro dieron a conocer algunos anuncios para paliar esta situación, donde tanto impuestos inmobiliarios y líneas de créditos dadas por el Banco Provincia, son para los partidos que están en emergencia (prórroga) y desastre (excepción) y subsidios de 38 millones de pesos para caminos y obras de infraestructura (a municipios).
      Desde CONINAGRO se le pidió a Scioli «que se eleve el reclamo de exención o prorroga, según corresponda, a nivel nacional ya que tenemos muchos de nuestros productores con compromisos contraídos con el Banco Nación», dijo Berdini, quien además sostuvo que «hay que ser muy prudente y muy cauto en situaciones tan delicadas como la que se está viviendo. La sugerencia es que se monitoree permanentemente la zona afectada, ya que se pueden producir nuevas lluvias y la situación puede complicarse aún más».